viernes, mayo 05, 2017

Estar al margen, una idea en 2D

Hay muchos problemas de los cuales me entero en mi día a día de los cuales considero estar al
margen, por ejemplo el hambre en la Guajira, la falta de agua potable en muchas regiones del país, las malas condiciones de vida en alguna zonas de la periferia de la ciudad, etc.

En los últimos meses he tenido la grandiosa oportunidad de conocer a personas que manifiestan un gran malestar respecto a lo que sucede en el sistema capitalista, lo ven como algo inevitable e implacable, por lo que han considerado que la mejor opción es por lo menos moverse al margen de este sistema. 


Pensando alrededor de esta idea de moverse al margen, me encuentro con que es una idea concebida en un mundo bidimensional, el margen sólo existe cuando hablamos de dos dimensiones, no hay margen en una esfera. Si el sistema no es un círculo, sino una esfera, simplemente no es posible estar en el margen, no existe esa posición en la superficie. Pero aún menos existe si nos pensamos no en 3D sino en 4D, esto nos llevaría a pensar no sólo que estamos en un sistema donde todo está conectado aquí y ahora, sino que además está conectado en el tiempo, con el pasado y con el futuro. 

Creo que estamos en un sistema, no el capitalista, socialista o comunista, estamos en el sistema existencia, y este es un sistema de por lo menos 4 dimensiones, cada vez es más evidente que todo está conectado en el aquí, el ahora, el pasado y el futuro. No existe la opción de estar al margen, sin embargo existe la opción de creer estar al margen, así como existe la opción de creer en papa Noel. 

Considero que lo que se ha llamado capitalismo, socialismo, comunismo, etc no son sistemas, sino reglas de relacionamiento que algunos seres humanos han decidido seguir, centradas todas en cómo tratar el capital y la propiedad. 

Algunas de estas reglas están poniendo en riesgo justamente ese relacionamiento entre nosotros y entre nosotros y el entorno, podemos encontrar muchos ejemplos, uno reciente es la explotación minera que pone en riesgo los acuíferos y por lo tanto la vida. 

Cuando me contaban en la clase de historia que antes la gente creía que la tierra era plana me parecía que era mentira, cómo era posible que algo tan evidente fuera invisible para ellos. Hoy me encuentro que aún muchos seguimos creyendo que la tierra es plana, que la realidad es 2D, cuando parece completamente evidente que por lo menos es 4D. 
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons