lunes, mayo 11, 2015

¿Quién, se supone, debe construir el país que queremos?

Hoy estuve despidiendo a mi hermano en el aeropuerto, le llegó el día de ir a vivir a otro país, aunque él particularmente vivió fuera del país alrededor de 2 años entre Francia y China, esta vez fue diferente, porque la razón no era estudio como lo fue antes, sino la búsqueda de un futuro mejor en un país llamado Canadá. 

Hasta hace un año parte de nuestra rutina normal de familia era encontrarnos a almorzar en familia, nuestros padres, los hermanos, esposa, esposo, hijos. En el último año nuestro padre falleció debido a un cáncer y mi hermana con su familia también partieron a Canadá en la misma búsqueda. Es decir que en un año sólo quedó en nuestro país el 50% del núcleo familiar que éramos. Lo de mi papá era inevitable con la ciencia actual, y lo de mis hermanos parece que también con el país actual que tenemos. 

Esta situación me ha puesto a pensar bastante, aunque no desde ahora sino desde hace unos años cuando una familia que conocía y que tenía un buen nivel de vida acá, con empresa y trabajo, decidió vender todo e irse también a Canadá y luego lo mismo pasó con un amigo cercano que con su familia se fue a EEUU. Cuando personas bien establecidas, con una buena situación económica y un buen nivel académico decide irse del país, creía yo en ese momento es una alerta respecto a la grave situación del país. 

Sin embargo hoy me estrelló una nueva pregunta, ¿quién, se supone, debe construir el país que queremos? ¿Quienes construyeron esos países que hoy son tan deseados como Canadá y EEUU?

Esta pregunta me recordó algo que había leído hace poco en un libro que justamente pertenecía a mi Papá llamado Las bases del cooperativismo de Carlos Uribe Garzón y que a su vez es una cita del libro Historia de los pioneros de Rochdale de Holyoake y me parece oportuno transcribir:

lunes, mayo 04, 2015

La "Pelea del Siglo" - Perfecto ejemplo de la cultura actual de la gran masa

En el último mes se le hizo un gran despliegue publicitario a la que llamaron la pelea del siglo, a pesar de que faltan más de 80 años aún para que termine el siglo. Con tanto ruido que hicieron con la pelea, por unos segundos alcancé a pensar en verla, sin embargo inmediatamente empecé a pensar por qué querría ver un espectáculo que consiste en que dos hombres se den golpes hasta el cansancio o hasta que el uno tumbe al otro. 

Sin embargo parece que mucha gente le encuentra sentido a eso, porque según las cifras, el boxeador que ganó es el deportista mejor pago y varias personas estuvieron dispuestas a pagar hasta U$500 mil por verlos de cerca, eso sin hablar de los derechos de transmisión, y las entradas a ver el pesaje de los pugilistas!! 

Resumidas cuentas fue un espectáculo que movió mucho dinero, aproximadamente U$500 millones para sus realizadores y U$1,000 millones en apuestas, lo suficiente como para pagarle el salario mínimo en Colombia a más de 400 mil personas durante un año. 

Quien dirigió el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) por más de 38 años, José Sulaimán, dijo dos frases contundentes que nos dan pistas sobre la situación:
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons