miércoles, septiembre 20, 2017

Terremoto de vida

Cada vez me impresiona más lo atrapados que estamos en este sistema que por razones aún desconocidas hemos decidido imponernos. Cada minuto desde que nacemos logramos estar atados a la generación permanente de capital, por lo menos así sucede en nuestro país donde tenemos que pagar la salud y la educación. Podría pensar que el estar en el sistema es algo voluntario, pero la realidad es que no es así porque nacemos dentro de él. 

Cuando logro entender que estoy atrapado en el sistema ya es demasiado tarde, es como haber nacido en una jaula tan grande que no se ve y sólo al empezar a recorrer empieza uno a encontrarse con los barrotes. Algunos la pasan muy bien dentro de los barrotes al punto que poco recorren la jaula y pueden pasar la vida sin siquiera notar que existen y cuando alguien les dicen que existen lo tildan de idealista o loco. Aunque también puede pasar que vean los barrotes pero que simplemente piensen que así es el mundo, como hace tiempo algunos creían que la tierra era plana. 

domingo, agosto 27, 2017

Mi intrascendente misión en la vida

Los domingos en la tarde tienen una característica que los hace muy especiales, son tal vez la parte de la semana que más sentimientos encontrados puede ofrecer. Está el cansancio del goce del fin de semana y la conciencia de que comienza un nuevo día hábil, donde se debe trabajar o estudiar. Y saltarse esta parte de la semana no aliviaría nada, porque simplemente llegaría el lunes implacable con las rutinas en la que la mayoría nos encontramos inmersos.

Bueno ha sido en esta parte de la semana donde me he hecho consciente de mi misión en la vida y he descubierto que es una misión completamente intrascendente, indispensable pero intrascendente, y que además cualquiera puede realizar.

domingo, agosto 13, 2017

Oda al capitalismo - Parte 2

Como contaba en la parte 1 el capitalismo surge por la necesidad de controlar una población que
crece exponencialmente y que hace que el uso de la fuerza para controlar tal cantidad de gente no sea física ni económicamente viable.

Algo interesante es que este crecimiento exponencial de la población se da gracias al avance de la ciencia y la tecnología. Uno de los factores claves para que se dé el crecimiento de la población fue y sigue siendo mejorar la capacidad de producir alimentos, sin una alimentación medianamente buena es difícil sobrevivir. Otro factor clave fue el descubrimiento de los microorganismos, esto permitió mejorar sustancialmente la prevención de enfermedades, mejorando la asepsia en la vida diaria. 

sábado, agosto 12, 2017

Oda al capitalismo - Parte 1

Me demoré bastantes años en comprender que uno de los grandes inventos de la humanidad ha sido el capitalismo, estoy seguro que quienes me conocen les sorprenderá que esta afirmación venga de mi y puedo decirles que no lo estoy diciendo de manera sarcástica. También sé que muchos estarán de acuerdo con esta afirmación y ese es uno de los resultados que hace grande este invento. 

No soy historiador ni economista, simplemente soy una hijo del capitalismo, nací, crecí y seguramente voy a morir dentro de este sistema, así que me quiero aventurar a plasmar mi hipótesis respecto a la grandeza de este invento. Vale la pena empezar por plasmar una sencilla definición de capitalismo: "El origen etimológico de la palabra capitalismo proviene de la idea de capital y su uso para la propiedad privada de los medios de producción" (https://es.wikipedia.org/wiki/Capitalismo).

domingo, mayo 21, 2017

¿En búsqueda de la felicidad? ... No way!

La charla de ayer fue una hermosa lección de autoengaño. La dictaba una mujer que cuando llegué tenía zapatos bajitos y luego antes de comenzar la charla se subió en unos tacones con la idea de aparentar más altura, pero realmente no lo logró. Además tenía el pelo rubio y luego en el transcurso de la charla nos dejaría claro que era teñido, y que lo había hecho para parecerse a sus hermanos que eran todos rubios y ojiclaros, y sentirse mejor, quería dejar de ser la hija del lechero como le decían sus hermanos cuando era pequeña o la negrita que parecía un miquito como le decía el papá. 

Ahí estaba esta mujer diciéndonos cómo ser felices, mientras entre su discurso nos seguía además contando que el marido la grita con frecuencia, que lo consideraba su príncipe azul, pero que a veces se ponía como gris. Que de joven había sufrido mucho porque era gordita, bajita, peli oscura, que le había costado mucho trabajo conseguir novio, que cuando se le acercaba un hombre era para preguntarle por su hermana. 
Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Hernán Sedano está bajo una licencia de Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons